Microcréditos para parados

Los parados de larga duración y mayores de 45 años pueden acceder a vías de financiación destinadas a proyectos empresariales y al autoempleo. Las ayudas consisten en el adelanto de entre 12.000 y 30.000 euros, con un plazo de amortización máximo de ocho años.

Los parados de larga duración y mayores de 45 años pueden acceder a vías de financiación destinadas a proyectos empresariales y programas de autoempleo. Las ayudas consisten en el adelanto de entre 12.000 y 30.000 euros, con un plazo de amortización máximo de ocho años y unos tipos de interés que pueden variar entre el 4% y el 5,6%. Se contempla, además, un periodo de carencia y otro exento del pago de intereses, con la ventaja añadida de que no hay que abonar comisiones. La tasa de paro casi alcanzó el 20% durante el último trimestre de 2010, según reflejan los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Estos ponen de manifiesto que el número total de desempleados ha llegado a 4.333.669.

Quienes superan los 45 años y los parados de larga duración son los desempleados con más dificultades para regresar al mundo laboral. Con objeto de solventar este problema, son ya varias las entidades que otorgan pequeños préstamos de limitada cuantía para la puesta en marcha de proyectos empresariales viables o programas de autoempleo. Conceden vías de financiación que alcanzan entre 12.000 y 30.000 euros, con un tipo de interés de entre el 4% y el 5,6% y un plazo de amortización que oscila entre cinco y ocho años. No contemplan la aplicación de comisiones ni gastos de mantenimiento y cuentan con un periodo de carencia de tres meses a un año.

Otra característica de estos productos sociales es que, por lo general, no necesitan avales y se utiliza la palabra del demandante como garantía para su concesión. Los trámites son mínimos y muy sencillos. Entre ellos, la justificación del estado laboral y la presentación del proyecto que se pretende desarrollar.

Ayudas para hijos universitarios

Los desempleados cuyos hijos vayan a cursar estudios universitarios de grado medio o superior pueden optar a las ayudas que brinda Caja Murcia. Se bonifica el 90% del importe de las matrículas que se realicen en los distintos centros de la comunidad murciana, con un máximo de 1.000 euros por solicitante.

Son beneficiarios los padres o tutores de estudiantes de enseñanza universitaria de grado medio o superior que acrediten estar en situación de desempleo. Los interesados deben aportar los siguientes documentos: La certificación del Instituto Nacional del Empleo (INEM) respecto a la condición de desempleado de los progenitores + Justificante del pago de la matrícula + Fotocopias de los DNI del alumno y del padre o madre desempleado + Fotocopia del libro de familia + Número de cuenta donde realizar el abono de la bonificación, en la cual deberá figurar como titular, al menos, el padre o madre desempleado + Un teléfono de contacto.

Las mejores ofertas

Caja Segovia permite acceder a una línea de financiación especial que puede alcanzar un máximo de 12.000 euros, con un tipo de interés del 4% anual. No aplica comisiones ni exige avales y cuenta con un período de carencia optativo, de seis meses a un año.

Caixanova tiene un crédito especial cuyo objetivo prioritario es la creación de nuevos negocios. Para ello disponen de un máximo de 30.000 euros, con un plazo de amortización límite estipulado en ocho años, en el que no se contempla tipos de interés el primer año, aunque en los siete restantes está tipificado en un TAE del 5,6%.

Cajastur otorga un pequeño crédito de hasta 10.000 euros para financiar proyectos de autoempleo viable a las personas con dificultades para obtener un préstamo por carecer de garantías. No contempla comisiones de apertura y estudio. Se aplica un tipo de interés equivalente al Euribor a 12 meses + 2,9% (interés mínimo del 4%) y el plazo de amortización es de hasta cinco años.

La Caixa, a través de Microbank, permite disponer de hasta 15.000 euros para financiar proyectos de autoempleo.

Caja Murcia cuenta con un sistema complementario al pago único de la Administración, cuando el desempleado quiera convertirse en autónomo. Es una financiación con subvención de los intereses del primer año.

La Caja de Canarias también cuenta con préstamos de pequeña cuantía concedidos a bajo interés, exentos de comisiones y con plazos de devolución flexibles. Están dirigidos a financiar proyectos de empleo o a la puesta en marcha de actividades económicas por parte de personas desempleadas. Los beneficiarios de estas ayudas son desempleados de larga duración y personas con empleo precario que deseen desarrollar un proyecto para generar su propio empleo. La financiación será como máximo de hasta un 95% de la inversión que se realice. Se financiarán solo los proyectos de nueva creación o cuya antigüedad sea inferior a seis meses. Para ello, se anticipa un importe máximo de 20.000 euros, con un tipo de interés del 4,5%, que se puede amortizar en un plazo máximo de cinco años, con un año de carencia y sin comisiones.

Caja Duero incluye una línea de financiación para la creación de nuevas empresas. El importe máximo es de 18.000 euros y el plazo para devolverlo, de seis años. Una de sus ventajas es que se reconoce un periodo de carencia de capital de hasta tres meses, de modo que es posible pagar durante ese tiempo cuotas más baratas. Respecto al tipo de interés, es variable, del Euribor a un año más un diferencial del 0,2%.

FUENTE: Consumer.

, , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: