¿Pagar o no pagar la cuota de autónomos? Esa es la cuestión…

Declarar o no declarar, esa es la cuestión. No es difícil encontrar personas que realizan una actividad económica por cuenta propia sin darse de alta en el régimen de autónomos. El quid de la cuestión está en que en la mayoría de esos casos abonar la cuota a la Seguridad Social supone un esfuerzo importante en las maltrechas economías de determinados profesionales.

Nos hacemos eco de una información publicada en El Mundo, relativa a las elecciones en Madrid, pero que nos llama especialmente la atención porque trata un tema que afecta por igual a todas las comunidades autónomos en España: las dificultades que encuentran los emprendedores y profesionales para sufragar el coste de darse de alta en el RETA.

Esta realidad tiene nombres y apellidos y estas declaraciones son compartidas por todos ellos: “Gano poco para vivir, pero si encima pago la cuota autónomos no llego a fin de mes”. “No me he dado de alta porque no tengo buenas condiciones en caso de desempleo y porque la cuota es imposible de pagar si un mes dejo de cobrar si hay menos trabajo”. Las quejas de este periodista y artista que rozan la treintena, como señalamos, son desgraciadamente muy habituales, en especial entre los jóvenes que, a pesar de trabajar por su cuenta desde hace años, no se han inscrito todavía en el régimen de autónomos.

Las cuotas que han de pagarse a la Seguridad Social no son nada despreciables para unos sueldos mileuristas o para los jóvenes emprendedores recién salidos de la facultad. Los menores de 30 años se benefician de una bonificación de hasta el 30% en la cuota básica de 225 euros mensuales pero, en muchos casos, sigue siendo una cantidad elevada cuando el trabajo es precario y está mal pagado. 

¿Qué podrían hacer los próximamente elegidos a dirigir el destino de nuestros municipios y ciudades? Seguro que a todos los que nos están leyendo se les viene a la mente medidas para que esto no siga sucediendo… ¿Pagar o no pagar? ¿Comer o no comer? Esa es la cuestión…

, , , , , ,

  1. #1 por Adriana el 8 mayo, 2011 - 21:55

    Yo creo que lo mejor sería imitar a Holanda en este sentido, donde los autónomos aportan de acuerdo a lo que hayan ganado y lo hacen una vez al año, al momento de hacer la declaración de la renta. No tienen tampoco la obligación de adelantar el 20% en concepto de IRPF estimativo por lo que aún no se ha ganado. Como contrapartida tienen que pagar un seguro médico privado obligatorio (unos 90 euros al mes). Esto ha resultado en una explosión de actividad de emprendedores autónomos que se han dado de alta o han regularizado su situación en los últimos años. Otra ventaja es que permiten que el autónomo contrate a familiares, cosa que aquí no sucede y no entiendo, ya que obligan a que si un familiar quiere formar parte de la empresa, tiene que aportar también como autónomo. Sería un gran paso adoptar estas medidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: