Preocupación presente y… ¿esperanza en el futuro? Sobrevivir a la crisis, una carrera de fondo

LA FALTA DE FINANCIACIÓN Y LA MOROSIDAD DE LAS ADMINISTRACIONES, LAS PRINCIPALES ASIGNATURAS PENDIENTES; LAS PRESTACIONES POR DESEMPLEO, UNA DE LAS MÁS PELEADAS CONQUISTAS.

En España hay alrededor de 3.100.000 autónomos (INE), lo que representa el 80% de la actividad económica de nuestro país. Sin embargo, las políticas y medidas que rigen sus desempeños no parecen haberse percatado de ello, señalan las asociaciones que agrupan a estos trabajadores por cuenta propia. Entre las principales dificultades que encuentran están las escasas ayudas económicas que el Gobierno les brinda y que está dificultando su supervivencia. A esto se suma la reticencia de los bancos a facilitarles la financiación necesaria para continuar sus actividades.

El presidente de la Organización de Trabajadores Autónomos (OPA), Camilo Abiétar, en declaraciones realizadas a los medios de comunicación, apunta que la Administración “debe dictar medidas que favorezcan la superación de los problemas genéricos de los autónomos, como son garantizar unas prestaciones sociales similares a las de los trabajadores asalariados y modificar el régimen de presión fiscal”. La morosidad es otro de los graves problemas que encuentran los trabajadores por cuenta propia, en un importante número de casos generada por la propia Administración…

Si bien las últimas medidas aprobadas por el Gobierno van en la buena dirección –creación del Consejo Estatal del Trabajador Autónomo, reconocido el derecho a prestación por desempleo, desaparición del pago obligatorio a las Cámaras de Comercio–, aún queda mucho por hacer. Así se refleja en los resultados de las encuestas realizadas por el Observatorio del Trabajo Autónomo de la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA): a uno de cada tres autónomos se les denegó el crédito que habían solicitado y un 24% de los encuestados lo obtuvo por una cantidad inferior a la demandada. En cuanto a la morosidad, más del 60% tiene cobros pendientes tanto de empresas privadas como de entes públicos y también sufren las consecuencias de la demora en los pagos (en el 36% de los casos tardan en cobrar más de 181 días).

Lógicamente, el presente no deja espacio para las ilusiones y el futuro tampoco se tiñe de verde esperanza. Esto tiene su repercusión en la opinión que los autónomos tienen del actual Gobierno: un 84,6% suspende al Ejecutivo y solo un 14,3% le da un tímido aprobado.

, , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: